Logotipo Bodegas Olabarri

Claves para saber si el vino está en buen estado con solo mirar corcho

En Bodegas Olabarri, el corcho es uno de los elementos clave en la conservación del vino, ya que actúa como barrera entre el líquido y el exterior, protegiendo la botella de agentes externos que podrían afectar la calidad de nuestros vinos. Además, el corcho permite una micro-oxigenación controlada que contribuye al envejecimiento correcto del vino. Por tanto, es fundamental prestar atención al corcho de una botella antes de decidir abrirla.

Antes de abrir la botella

Existen varias características del corcho que nos pueden dar pistas sobre la calidad del vino contenido en la botella. A continuación, detallamos algunas claves a tener en cuenta:

  • Estado del corcho: un corcho en buen estado, sin moho, manchas ni roturas, es indicativo de que el vino ha sido correctamente almacenado y conservado. Por el contrario, un corcho dañado puede significar que el vino ha estado expuesto a temperaturas inadecuadas o ha sufrido filtraciones de aire.
  • Humedad del corcho: un corcho seco puede ser señal de que el vino ha perdido líquido por evaporación, lo que indicaría un almacenamiento incorrecto. Por el contrario, un corcho con una humedad adecuada es indicativo de que el vino se ha conservado en condiciones óptimas.
  • Olor del corcho: al oler el corcho antes de abrir la botella, podemos percibir si existen aromas.

Después de abrir la botella

¿Cómo saber si un vino está en buen estado con solo mirar el corcho?

Es una pregunta que muchos amantes del vino se plantean al abrir una botella de vino. Aunque la tradición dicta que debemos oler el corcho, la realidad es que este gesto no siempre es revelador.

Claves principales para saber si un vino va a estar bien solo con mirar su corcho:

  • Olor y sabor a corcho. El olor y sabor a corcho o a moho en el vino es una de las formas más evidentes de detectar si el vino está afectado por el TCA (tricloroanisol), lo que reduce significativamente las características originales del vino. Si percibes un aroma desagradable o notas que el sabor no es fresco, es probable que el vino esté comprometido.
  • Apariencia del corcho. Observa el corcho detenidamente al descorchar la botella. Un corcho en buen estado debe ser uniforme en color y textura. Si notas manchas o irregularidades, podría indicar problemas de sellado o filtración.
  • Olor en el cuello de la botella. Al acercar la copa a la nariz, presta atención al olor en el cuello de la botella. Si percibes un aroma desagradable o a humedad, es posible que el corcho haya permitido la entrada de aire y afectado el vino.
  • Prueba del vaso con agua. Sumerge el corcho en un vaso de agua durante unos minutos. Si se hincha o muestra signos de deterioro, es una señal de que no ha sellado correctamente.

Recuerda que el corcho tiene una función importante en la conservación de nuestros vinos, pero no es el único factor que influye en su calidad.

Es necesario que conserves tus vinos en un lugar en donde no haya grandes contrastes de temperatura, alejados de la luz y la humedad y en posición horizontal. Solo así el corcho podrá realizar su función correctamente y podrás disfrutar de la experiencia de degustar un buen vino Viña Olabarri.🍷

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y promociones en tus próximos pedidos